Los indicadores técnicos son cálculos matemáticos que ayudan a los traders técnicos a identificar oportunidades de ganancia, ya sea comprando o vendiendo un activo en el momento más indicado.

Se basa en data histórica de variables como precio, interés abierto o volumen de compra, para proyectar posibles comportamientos futuros de un activo, así como a validar o invalidar proyecciones realizadas anteriormente.

Los traders deben identificar qué indicador funciona mejor para ellos y familiarizarse con la manera en que funcionan.

En este artículo, definiremos los dos tipos de indicadores básicos antes mencionados y describiremos algunas alternativas de indicadores técnicos para cada tipo básico.

Superposiciones

Como su nombre lo dice, se trata de indicadores técnicos que usan la misma escala del precio. Estos son trazados encima de los precios principales en los gráficos. Entre los indicadores de superposición más conocidos están los promedios móviles simples y las bandas de Bollinger.

Promedios móviles simples

En estadísticas, un promedio móvil es un cálculo para analizar puntos de data mediante la creación de una serie de promedios de diferentes subgrupos de la data completa. Un promedio móvil simple se calcula agregando los precios recientes y dividiéndolos por el número de periodos de tiempo del cálculo promedio. Por ejemplo, se puede agregar el precio de cierre de un activo por un número de periodos de tiempo y luego dividir el total por el mismo número de periodos de tiempo.

Un promedio móvil simple suaviza la volatilidad, ayudando a ver la tendencia en el precio de un activo. Si un promedio móvil simple apunta hacia arriba, esto significa que el precio del activo está aumentando; si apunta hacia abajo, pues indica una caída de precio.

Bandas de Bollinger

Las bandas de Bollinger son una herramienta de análisis técnico propuesto por John Bollinger. Se trata de un set de líneas que trazan dos desviaciones estándar (positivas y negativas) lejos del promedio móvil simple del precio de un activo. El espacio entre las líneas inferiores, superiores y medias son llamadas bandas y representan los canales de precios.

Debido a que la desviación estándar es una medida de volatilidad, cuando los mercados están en una fase volátil, las bandas se amplían; por el contrario, en periodos de menor volatilidad, las bandas se contraen.

Las bandas suelen graficarse en el curso de veinte periodos, sean días o hasta horas, dependiendo de si la aproximación del trader es a corto o largo plazo. Muchos traders incrementaran o disminuirán las desviaciones dependiendo del periodo temporal que abarque la gráfica. Las bandas de Bollinger son de mucha utilidad para identificar que activos están sobrecomprados o o sobrevendidos.

Osciladores

En vez de estar sobrepuestos en el gráfico de precio, los indicadores que oscilan entre un mínimo y un máximo son trazados por encima o por debajo del gráfico de precio. Entre los más populares se encuentran los osciladores estocásticos y el promedio móvil convergente divergente (MACD).

Osciladores estocásticos

El oscilador estocástico es un indicador de momentum que compara el precio de cierre de un activo con su rango alto-bajo durante un periodo específico de tiempo. Lo interesante de este indicador para el mercado de criptomonedas es que funciona sin importar la volatilidad.

El indicador puede variar en un rango de 0 a 100. El área por encima de 80 representa condiciones de sobrecompra, y el área por debajo de 20 indica condiciones de sobreventa. Cuando la tendencia es alta, el precio debería estar alcanzando nuevos altos; cuando es la tendencia es baja, el precio debería estar haciendo nuevos bajos.

MACD

El promedio móvil convergente divergente (MACD) ayuda a los traders a identificar la dirección de la tendencia, así como el momentum de esa tendencia. Cuando el MACD se encuentra por encima de cero, el precio estará en una fase alcista. Si el MACD está por debajo de cero, significa que se está entrando en una fase bajista.

El indicador se compone de dos líneas: la línea MACD y la línea de señal, la cual se mueve más lentamente. Cuando el MACD cruza debajo de la línea de señal, indica que el precio está cayendo. Cuando la línea de MACD cruza por encima de la línea de señal, indicará que el precio está subiendo.

Observar a cuál lado de cero se encuentra el indicador ayuda a determinar qué señal seguir. Por ejemplo, si el indicador está por encima de cero, es recomendable mantenerse atento a que el MACD cruce la línea de señal para comprar. Si por el contrario, el precio está por debajo de cero, que el MACD cruce debajo de la línea de señal, podría indicar que lo mejor es una posición en corto.