Soportes y resistencias son una pareja de conceptos imprescindibles de conocer para inferir la psicología de mercado en el análisis técnico.

En un principio, estos conceptos parecen fáciles de entender, pero en la medida que se profundiza en ellos, las variadas formas en que pueden presentarse hacen que el concepto sea más difícil de amaestrar de lo que podría parecer en un primer momento.

Puesto de manera sencilla, un área de soporte es donde el precio de un activo o criptomoneda tienda a frenar su caída, mientras que un área de resistencia es donde el precio tiende a frenar su alza. Cuando los niveles de soporte o resistencia se rompen, se asume que las fuerzas de oferta y demanda que propiciaron estos niveles se han desplazado, lo que establece podría establecer nuevos niveles de soporte y resistencia. Pero hay que ir más allá de estas definiciones si se quiere utilizar estos conceptos para basar nuestras decisiones de trading.

Para usar los soportes y resistencias de manera efectiva, primero hay que entender cómo son usualmente los movimientos de precios. También se necesita conocer los distintos tipos de soportes y resistencias, principalmente los llamados niveles menores –de los cuales puedes esperarse su ruptura–, y los niveles mayores, es decir, aquellos con mayor probabilidad de mantenerse y cambiar la dirección del precio.

Niveles de soporte

El nivel de soporte de un activo es creado por los compradores que entran a un mercado cuando este desciende a su precio más bajo. Es el nivel en que los traders estiman conveniente entrar en una posición.

A la hora de realizar un análisis, el soporte puede ser graficado trazando una línea a través de los más bajos precios para el periodo de tiempo que se esté considerando. Esta línea puede ser plana o inclinada según la tendencia del precio.

Si el precio declina por debajo de esta resistencia, es decir, si no hay suficiente demanda para sostener el soporte y los traders siguen jugando posiciones en corto, se actualiza el nivel de soporte incorporando el nuevo bajo.

Niveles de resistencia

Si pensamos en el nivel de soporte como el piso (desplazable) del precio de un activo, la resistencia es su techo (también, temporal). La resistencia es el punto en que el crecimiento del precio de un activo comienza a refrenar por el aumento de vendedores buscando tomar ganancias, es decir, que el rally se va quedando sin gasolina.

Es precisamente el punto que los traders suelen tomar como referencia para salir de sus posiciones, a menos de que haya información sobre algún evento que pudiera romper la resistencia y hacer que el precio alcance nuevas cimas. En ese caso, lo niveles de resistencia se actualizarían hasta los nuevos altos.

Líneas de tendencia

Estas líneas horizontales o inclinadas que trazamos sobre los picos de precios o bajo sus fondos, son llamadas líneas de tendencia. Si el precio de un activo se detiene y se invierte en la misma área de precio en dos ocasiones distintas pero seguidas, se traza una línea para identificar que el mercado está teniendo dificultades para sobrepasar esa área.

En una tendencia alcista, es probable que el precio alcance altos más altos y bajos más altos, mientras que en una tendencia bajista, el precio haría altos más bajos y bajos más bajos. Una estrategia de predicción basada en soportes y resistencias sería conectar los altos y los bajos durante una tendencia y luego extender esa línea a la derecha para avizorar a donde pudiera potencialmente dirigirse el precio y encontrar soporte o resistencia en el futuro.

Mayores y menores niveles de resistencia y soporte

Los niveles menores de resistencia y soporte no perduran. Si la tendencia del precio es a la baja, lo más probable es que rompa su soporte y haga un nuevo bajo, luego rebote y vuelva a caer. Ese primer bajo puede ser marcado como un nivel de soporte menor, pues el precio siguió cayendo luego del rebote.

Los niveles menores no solo sirven como espejismos. Pueden ser útiles para identificar potenciales oportunidades de trading. En el ejemplo anterior, viendo que el precio siguió bajando por debajo del soporte menor, sabemos que la tendencia bajista se mantiene. Pero si el rebote del precio se hubiera detenido cerca del bajo anterior, esto pudiera sugerir el inicio de un cambio de tendencia, más aún si el nuevo bajo después del rebote es más alto que el anterior.

Es en este punto donde entran los niveles mayores de resistencia y soporte: son nuevas áreas de precio que han causado un cambio de tendencia. Si la tendencia era alcista y luego se revirtió hacia la baja, el precio en que se revirtió formaría el nuevo punto de resistencia mayor.

Cuando el precio alcanza nuevamente sus niveles mayores de soporte o resistencia, tendrá mayores dificultades de romperlos y proseguir su dirección.

Conclusiones

Saber identificar estos niveles, junto con las tendencias, nos ayudará a decidir cuándo se obtendrá mayor rendimiento vendiendo en las resistencias, que comprando en los soportes.

Con todo, puede ser bastante impredecible qué tanto perdurará una resistencia o un soporte. Lo mejor para tomar decisiones de inversión será espera un poco de confirmación para determinar si el mercado sigue respetando ese nivel.

Si se desea comprar cerca del soporte, es aconsejable esperar la consolidación de esa área de soporte y luego comprar. Si luego de consolidar un nuevo soporte, el precio alcanza nuevos altos, eso sería una confirmación de que el precio podría estar cambiando su tendencia al alza. Lo mismo aplica sobre vender en las resistencias: espera a la consolidación cerca del área de resistencia y luego entra en corto cuando el precio caiga por debajo del bajo de la consolidación.

Es importante notar que los niveles de soporte y resistencia no suelen ser suficientes para hacer predicciones certeras sobre el comportamiento futuro del precio de un activo. Lo mejor será combinarlo con otros indicadores técnicos para realizar un análisis más fundamentado.