¿Alguna vez te dijeron que la falta de transparencia de Bitcoin lo hacía perfecto para criminales? Pues esa persona no sabía de qué hablaba o te mintió deliberadamente. La blockchain de Bitcoin probablemente sea la fuente de data sobre comportamiento humano en un mercado libre más transparente que el hombre ha creado en la historia.

A la lectura minuciosa del registro de transacciones de Bitcoin se le conoce como análisis on-chain. Si bien esto puede tener desventajas en materia de privacidad pues se pueden establecer patrones de uso de monedas y rastrear a ciertas entidades, ofrece señales valiosísimas para leer el sentimiento del mercado y estructurar tu estrategia de trading.

Aunque Bitcoin trabaja bajo un modelo pseudónimo, donde los nombres de José González y María Muñoz son resguardados bajo una serie de números y letras de una función criptográfica (ej: 1KFHE7w8BhaENAswwryaoccDb6qcT6DbYY), el resto de la información queda registrada de manera pública y abierta para la consulta de cualquiera.

Gracias a esta transparencia, ha sido posible crear un nuevo campo de análisis de datos específico para el mercado de Bitcoin inédito hasta hoy: el análisis on-chain.

Un nuevo campo de análisis de mercado

En los mercados tradicionales, tres tipos de análisis de mercado predominaron hasta el nacimiento de Bitcoin:

  • El análisis macroeconómico, que estudia cómo se comporta la economía en sentido amplio, incluyendo fenómenos como la inflación, niveles de precios, crecimiento económico, productos internos brutos, desempleo, políticas de bancos centrales, entre otros. Su objetivo es identificar tendencias macro de larga escala, enfocadas en canastas o índices de activos, en vez de activos individuales.
  • El análisis fundamental, que está enfocado en medir las ventajas y debilidades intrínsecas de un activo, examinando factores económicos y financieros, así como comparando esas características contra otros activos competidores. Busca capitalizar la subvaluación o sobrevaloración de ese activo para aprovechar esa asimetría del mercado.
  • El análisis técnico, dedicado a observar la acción de precio para interpretar el comportamiento futuro de oferta y demanda de los agentes económicos. Utiliza gráficos e indicadores para identificar patrones y plantear escenarios posibles de tendencias de mercado.

Inversionistas y traders basan sus decisiones en la información que se desprende de la combinación de los tipos de análisis anteriores o pueden enfocarse en un solo tipo. No siempre es la cantidad de información la que da la clave para una decisión acertada, sino más bien la calidad y, sobre todo, la asimetría: disponer de data que pocos conocen.

Con Bitcoin, un nuevo espectro de información de mercado se ha abierto al público que ofrece datos precisos e instantáneos. Cuánto tiempo tiene una moneda sin ser transferida desde una wallet a otra; qué cantidad de bitcoins entró o salió de un exchange en determinado momento; cuántos bitcoins acumula una sola entidad; si los mineros se encuentran holdeando las monedas que recién crearon o si las vendieron; todo esto es información disponible para consultar.

Nunca antes, el historial de transacciones de una red de intercambio global había estado abierto para la consulta de cualquier persona. Y, más aún, nunca esos datos habían sido directos e incorruptibles. Nadie puede mentir sobre las transacciones que se realizaron en un día. No hay intermediarios para la verdad.

¿Dónde consigo data on-chain?

Pues, en la red Bitcoin. Esta información está al alcance de cualquier nodo que corra el software de Bitcoin. Y, hoy en día, servicios como Glassnode, Coin Metrics, OXT, CryptoQuant, Blockchair y demás, la procesan y grafican para que cualquiera pueda aprovecharla.

Pero no siempre fue así. La primera idea, que derivaría en uno de los más famosos indicadores del análisis on-chain, fue propuesta en abril de 2011 en el foro BitcoinTalk. Buscando solucionar la confusa lectura del volumen de bitcoins transferidos en cadena, el usuario ByteCoin planteó los llamados días de bitcoins destruidos.

Se trata de una medida de actividad económica que otorga mayor peso a aquellas monedas que no han sido transferidas en mucho tiempo. Cada día que un bitcoin no se transfiere, suma un nuevo bitcoinday. Una vez es transferido, sus días acumulados vuelven a cero, razón por la que se dice que sus días han sido destruidos.

El movimiento de estas monedas es importante porque sugiere un cambio de comportamiento en los inversionistas de largo plazo, lo cual pudiera estar ligado a una fase de distribución en el ciclo de mercado y, por tanto, del fin de una corrida alcista.

Como se ve en el gráfico anterior, durante los últimos tres meses, los días de bitcoins destruidos han tendido a decrecer, respecto al máximo alcanzado durante abril, mes del mayor precio alcanzado por bitcoin hasta ahora. Esto sugiere que las ballenas o holders a largo plazo no están vendiendo sus monedas a este precio. Más bien, pudieran encontrarse en una fase de acumulación.

Los días de bitcoins destruidos son tan solo una de las distintas métricas que se pueden observar en la cadena. Estas primeras ideas dieron lugar a investigaciones más profundas sobre la información contenida en la blockchain de bitcoin, dando nacimiento a esta nueva disciplina de análisis. Con ella, se hace más sencillo identificar patrones de ahorro y de gasto, dinámicas de oferta y demanda, y otros insumos que otorgan verdades inmutables de lo que ocurre en la red Bitcoin.

Según la empresa de analíticas on-chain, Glassnode, el secreto para un análisis efectivo depende de realizar las preguntas correctas y saber dónde mirar:

  • ¿Quiénes son los participantes de la red en cuyo comportamiento estás interesado? (Ballenas, exchanges, mineros, especuladores).
  • ¿Cuáles son sus motivaciones, incentivos y puntos de dolor? (ganancias y pérdidas, ingresos minados, acumulación de bitcoins, etc).
  • ¿Cómo se imprimen sus decisiones en la cadena de manera inmutable? (comisiones pagadas, volúmenes de transacción, ajustes de dificultad, balances de monederos, inactividad de monedas).

Identificar que las nuevas monedas creadas por los mineros se mantienen en sus direcciones originales sin ser transferidas, puede indicar una etapa de acumulación, lo que se traduciría en menos oferta disponible para el comercio. Cuando el precio de bitcoin sube, los mineros tienen menos incentivos para vender y más para acumular, pues disponen de suficiente dinero para costear sus operaciones y poder vender los bitcoins más nuevos a precios más altos.

También, identificar una salida masiva de monedas de los exchanges indica ahorro, mientras que entradas masivas a exchanges lo más probable es que signifique venta, y una potencial caída de precio.

La data on-chain no discrimina. Las acciones de todos los participantes se encuentra ahí reflejada y permanecerá así durante todo el tiempo que exista la red Bitcoin. Y, con los años, aumentarán las herramientas disponibles para navegar esta data y hacer sentido de ella. Pero, mientras sea información de nicho, sigue siendo un insumo asimétrico muy valioso para nuestra lectura del mercado.

Lo que deberías ser capaz de responder luego de leer este artículo:

  • ¿Qué es el análisis on-chain?
  • ¿Qué tipo de información puede conseguirse en la cadena de Bitcoin y qué insights puedo obtener?
  • ¿Cuáles son los principales tipos de análisis de mercado?
  • ¿Dónde consigo data on-chain?
  • ¿Cuál fue el primer indicador on-chain?
  • ¿A qué debo prestar atención para hacer un análisis on-chain?