El precio de Bitcoin vuelve a los titulares. Otra vez, como en el 2011, como en el 2013, como en el 2017, los movimientos alcistas de la criptomoneda son noticia. Esta vez, quizás, de manera más orgánica, con anuncios de empresas de cotización pública como MicroStrategy, Square, Stone Ridge, acudiendo a Bitcoin como reserva de valor a largo plazo para sus capitales, y con PayPal –al fin– dándole soporte en su plataforma.

Muchos coinciden en la actualidad, en que Bitcoin se ha convertido en uno de las coberturas más confiables a largo plazo contra la inflación y devaluación de monedas nacionales. A pesar de la aparente volatilidad que presenta por ser una tecnología naciente, aún en busca de su verdadero precio nominal en el mercado, la predictibilidad de su política monetaria en materia de suministro y emisión, la velocidad para la transferencia de valor y su facultad de optimizarse cada día al ser dinero programable, entre muchas otras razones, hacen que sea percibido como una versión mejorada del oro.

Si tú, desde tu casa, te preguntas ¿cómo invertir en Bitcoin en Chile? Pues, vamos a explicarlo paso a paso.

¿Por qué invertir en Bitcoin?

El primer paso para invertir en Bitcoin es preguntarse ¿por qué? La economía doméstica no está para inversiones sin fundamento. Hay que conocer dónde ponemos nuestro dinero para determinar si tiene sentido

¿Qué sé acerca de Bitcoin? ¿Por qué tiene valor? ¿Qué impulsa su precio y volumen de comercio? ¿Qué es eso de la minería y el consenso? He escuchado que Bitcoin es escaso, ¿eso significa que se va a acabar y no podré invertir? ¿Tengo que pagar impuestos en Chile por invertir en Bitcoin?

Estas son algunas de las preguntas que debes hacerte respecto al instrumento de inversión en el que quieres colocar tu dinero. Educarse es primordial. Sobre todo para evitar caer en estafas. Hay muchos delincuentes que aprovechan estos momentos en que la avaricia y el miedo a quedar fuera puede cegar a las personas para así poder timarlas.

Cada día salen versiones falsas con distintos “apellidos” o nombres añadidos que claman ser “el nuevo y mejorado Bitcoin”. No te dejes engañar. Haz tu investigación y, si decides exponerte al precio de Bitcoin, que sea con el de verdad.

¿Cuánto y hasta cuándo invertir?

La cantidad de dinero que colocas en una inversión es algo que debes determinar racionalmente. Nunca es buena idea arriesgar más dinero del que estás dispuesto a dar por perdido. La volatilidad en Bitcoin, si bien ha disminuido muchísimo con los años, sigue siendo una realidad. Más aún en épocas de burbujas y mercados alcistas.

Muchos conocemos a alguien que compró en el pico de los 19.000 dólares en 2017 y vendió su inversión a pérdida. Otros, con más confianza a largo plazo en el proyecto, piensan que todavía están a tiempo de tomar ganancias si mantienen su inversión. Estas suelen ser personas que entienden sobre los fundamentos de Bitcoin y los ciclos de mercado.

Todo esto tiene que ver con nuestra preferencia temporal, lo que también podría determinar el tipo de inversionista que seríamos. Hay que preguntarnos si nuestro objetivo es tomar pequeñas ganancias en poco tiempo, si tenemos expectativas a mediano plazo, si queremos permanecer con nuestro dinero invertido en el proyecto por varios años o si estamos convencidos de que Bitcoin es mejor dinero que cualquier otro y queremos mantener nuestros ahorros ahí para siempre. Diseñar una estrategia de trading puede ser útil para esto.

Con todo, suele decirse en el mundo de las finanzas que no es bueno tener todos los huevos en la misma cesta. Los eventos impredecibles o de cisne negro siempre pueden ocurrir, por lo que lo mejor será diversificar. Es importante estudiar bien qué porcentaje de nuestro portafolio le dedicaremos a Bitcoin y por cuánto tiempo, así como determinar nuestra estrategia de salida en caso de que queramos tomar ganancias o cambiar nuestra inversión.

Instalar un monedero personal

Una vez superada la fase teórica y teniendo bien estudiada nuestra inversión, hay que meter las manos en el asunto.

Una gran diferencia de Bitcoin respecto a otras inversiones es que permite la autocustodia de fondos. No precisas de un tercero para que administre tus bitcoins, sino que puedes protegerlos por ti mismo como los billetes en tu billetera.

Esto es una gran ventaja ante la posibilidad de hackeos o confiscaciones, como puede pasar en un banco. Con todo, viene aparejado con la responsabilidad de proteger muy bien tus claves, pues nadie más que tú tendrá acceso a ellas.

Es importantísimo que anotes en papel o en algún sitio que consideres seguro fuera de Internet las 12 o 24 palabras de semilla o de recuperación, pues son lo único que nos permitirá volver a tener acceso a nuestros fondos en caso de que perdamos el dispositivo en que teníamos instalado el software del monedero.

Existen muchos tipos de monederos de bitcoin, en los que podrás profundizar en este link. Hay matices sobre esto para usuarios avanzados pero, en líneas generales, se trata de un software o aplicación que puedes descargar de la app store de tu smarthpone o computador, o un dispositivo de hardware que podrás comprar a productores como ColdCard, Trezor, Ledger u otros.

Con estos dispositivos o aplicaciones podrás enviar, recibir y almacenar tus bitcoins. Cómo los administres también depende de tu estrategia de inversión. Si planeas usarlos para especular en el mercado o para comprar bienes y servicios con ellos, sería práctico usar un monedero que permanezca conectado a Internet. Si tu estrategia es guardar esos bitcoins por varios años, lo más seguro es que mantengas el dispositivo desconectado de Internet.

Dónde comprar y vender bitcoins en Chile

Ya teniendo un lugar donde almacenar nuestras claves privadas que nos darán acceso a nuestros bitcoins, es momento de comprar. Para ello, existen casas de cambio o exchanges, mercados P2P y cajeros automáticos de Bitcoin, entre otros.

Las casas de cambio o exchanges son proveedores de servicios de compraventa que facilitan al usuario la adquisición de Bitcoin, sirviendo de mediador de confianza en el proceso.

Los mercados P2P son plataformas de Internet en que usuarios de todo el mundo se encuentran en un mismo espacio para concertar sus intercambios.

Por último, los cajeros automáticos de Bitcoin son exactamente eso: máquinas físicas donde se puede comprar y vender bitcoin como cuando retiras efectivo de tu cuenta bancaria.

Siendo este un artículo de Orionx, obviamente te diremos que este es el mejor lugar para comprar y vender Bitcoin y otras criptomonedas a muy bajas comisiones. Orionx cuenta con una oferta de 12 criptomonedas que puedes cambiar por pesos chilenos por tasas que varían de 0,20 a 0,66% por transacción, dependiendo del monto transferido.

Existen dos formas de comprar y vender en Orionx: la primera es en la plataforma Comprar/Vender, donde con un solo click puedes comprar y vender las monedas ofrecidas.

La segunda es en el Exchange, donde es posible ver el precio, gráfico y libros en tiempo real y realizar órdenes de compra o venta utilizando la que más se adecue a tu necesidad del momento.

En Chile también existen otras casas de cambio centralizadas como Buda, CryptoMarket y Cripto Intercambio. También, está la opción de mercados P2P como LocalBitcoins, LocalCryptos, Hodl Hodl, Paxful, entre otros.

Respecto a cajeros automáticos, existen tres dispositivos actualmente activos en Santiago de Chile, según refleja el portal CoinATMRadar, portal en el que podrás encontrar sus ubicaciones y demás detalles.

Tras comprar, a menos de que queramos especular en el mercado haciendo trading en Orionx, lo mejor será transferir nuestros bitcoins a nuestro monedero personal, donde únicamente nosotros tengamos acceso a nuestras claves privadas.

Conclusiones

Bitcoin ha sido la inversión de mejor rendimiento de la época. Desde la primera vez que se le dio un precio nominal en el año 2010, de 0,08 dólares, hasta la actualidad que cotiza cerca de los 13.000 dólares, ha multiplicado su precio exponencialmente. Cada vez son más las personas que toman consciencia de sus propiedades como reserva de valor y deciden invertir en él, lo que sigue alimentando su precio.

Sin embargo, las inversiones que se hacen desde la ignorancia, o solo por miedo a perder la oportunidad, pueden tener más perjuicios que beneficios. Esto no significa que tengas que convertirte en un experto en los aspectos técnicos de Bitcoin para invertir. Pero la educación nunca está de más.